• jingle lara
Conducción eficiente: más que una aliada del medio ambiente
20 Abr 2018
Hay formas y formas de conducir. Hay personas que conducen más rápido y otras más lento; hay personas que son más temerarias y otras más prudentes; no vamos a negarlo, hay personas que conducen mejor y otras peor… Muchas de esas personas han oído hablar de la llamada “conducción eficiente” pero, para otras, ese término solo se relaciona con los coches más nuevos y avanzados tecnológicamente. Conducción eficiente… dos palabritas que nos llenan la boca por sofisticadas y, tal vez, por ser buenas para nosotros y más que accesibles, aunque aún no sepamos hasta qué punto.

La conducción eficiente es, pues, una manera de conducir, formada por diferentes hábitos, cuyos objetivos principales son los de reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2. ¿Que en qué se traduce esto? Ni más ni menos que en un aire más limpio para los pulmones y en un bolsillo un poco menos vacío. Además, esta forma inteligente de conducir tiene como beneficio adicional el incremento de la seguridad al volante.

Está claro que son motivos más que suficientes para modificar algunos malos hábitos de conducción —lo de poner el intermitente al cambiar de carril ya lo tratamos otro día— y empezar a conducir de forma eficiente. ¡Vamos, pues, con los consejos!:

En primer lugar, arrancamos el coche. Sí, sí, sabemos que eso es de cajón —o de guantera—, pero es que se puede arrancar el coche y arrancarlo de manera inteligente. Si no pisamos el acelerador y no esperamos a iniciar la marcha tras el arranque, podemos ahorrar un poco de carburante. Además, la primera marcha solo debe usarse para iniciar el movimiento: tras un par de segundos o unos seis metros de recorrido tenemos que cambiar a segunda. Continuando con el cambio de marchas —que debe ser lo más ágil posible—, es importante conocer bien nuestro coche para hacerlo en el momento más óptimo. En el caso de los de gasolina, este punto se encuentra en las 2.000 revoluciones por minuto (r.p.m.); en el del diésel, en torno a las 1.500 r.p.m. Por otro lado, las marchas largas gastan menos carburante y, mejor aún, si se utilizan siempre que se puede —porque no en todas las circunstancias será lo más adecuado— a pocas revoluciones.

Con respecto a la deceleración, se recomienda dejar el coche con la marcha engranada en ese momento para ir frenando de forma suave, reduciendo la marcha cuando sea necesario.

Durante la circulación, la velocidad debe ser uniforme: sin acelerones y frenazos. En esta misma línea, anticiparse a las acciones del resto de conductores no solo nos permitirá ahorrar carburante, al evitar los cambios bruscos de velocidad, sino que nos proporcionará una mayor seguridad al volante.

Finalmente, al detener el vehículo, se recomienda hacerlo sin reducir previamente la marcha. Aunque esta acción fuerza los frenos, consigue ahorrarnos un poco más de gasolina. En paradas que vayan a durar más de 60 segundos, se recomienda apagar el motor.

No debemos olvidar que la seguridad es lo primero y que, en determinadas circunstancias, seguir estos consejos no es lo más adecuado. En esos casos, olvidaos de esta forma de conducción y reaccionad de la forma que más os proteja. Que nuestra salud y bienestar van siempre antes que el ahorro.

Después de todos estos trucos, que no son difíciles de hacer y que, además, nos volverán mejores al volante en más de un sentido, ¿se te ocurre algún motivo para no unirte a la conducción eficiente?

Social

No te pierdas nada.

Siguenos en las redes sociales

           
   

 

   

   

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web.

Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Saber más

Acepto

INFORMACIÓN SOBRE COOKIES

Debido a la entrada en vigor de la referente modificación de la “Ley de Servicios de la Sociedad de la Información” (LSSICE) establecida por el Real Decreto 13/2012, es de obligación obtener el consentimiento expreso del usuario de todas las páginas web que usan cookies prescindibles, antes de que éste navegue por ellas.

¿QUÉ SON LAS COOKIES?

Las cookies y otras tecnologías similares tales como local shared objects, flash cookies o píxeles, son herramientas empleadas por los servidores Web para almacenar y recuperar información acerca de sus visitantes, así como para ofrecer un correcto funcionamiento del sitio.

Mediante el uso de estos dispositivos se permite al servidor Web recordar algunos datos concernientes al usuario, como sus preferencias para la visualización de las páginas de ese servidor, nombre y contraseña, productos que más le interesan, etc.

COOKIES AFECTADAS POR LA NORMATIVA Y COOKIES EXCEPTUADAS

Según la directiva de la UE, las cookies que requieren el consentimiento informado por parte del usuario son las cookies de analítica y las de publicidad y afiliación, quedando exceptuadas las de carácter técnico y las necesarias para el funcionamiento del sitio web o la prestación de servicios expresamente solicitados por el usuario

¿QUÉ TIPOS DE COOKIES EXISTEN?

Sobre los tipos de cookies, existen cinco grandes grupos:

  • Cookies analíticas: recogen información del uso que se realiza del sitio web.
  • Cookies sociales: son aquellas necesarias para redes sociales externas.
  • Cookies de afiliados: permiten hacer un seguimiento de las visitas procedentes de otras webs, con las que el sitio web establece un contrato de afiliación (empresas de afiliación).
  • Cookies de publicidad y comportamentales: recogen información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario (retargeting).
  • Cookies técnicas y funcionales: son las estrictamente necesarias para el uso del sitio web y para la prestación del servicio contratado.

 

COOKIES QUE SE UTILIZAN EN ESTE SITIO WEB

  • PHPSESSID:cookie técnica y estrictamente necesaria que contiene el identificador de la sesión. Se elimina al cerrar el navegador.
  • _lang: cookie técnica y estrictamente necesaria que contiene el idioma de la sesión. Se elimina al cerrar el navegador.
  • ac_cookies: cookie técnica y estrictamente necesaria que contiene el valor de si se ha aceptado la instalación de cookies. Caduca en 1 año desde la última actualización.
  • _ga: cookie de Google Analytics que habilita la función de control de visitas únicas. La primera vez que un usuario entre en el sitio web a través de un navegador se instalará esta cookie. Cuando este usuario vuelva a entrar en la web con el mismo navegador, la cookie considerará que es el mismo usuario. Solo en el caso de que el usuario cambie de navegador, se considerará otro usuario. Caduca a los 2 años desde la última actualización.
  • _gat: Esta cookie se asocia con Google Analytics. Se utiliza para limitar la velocidad de petición - la limitación de la recogida de datos en los sitios de alto tráfico. Caduca a los 10 minutos.
  • _gid: Esta cookie se asocia con Google Analytics. Se utiliza para distinguir a los usuarios. Caduca a las 24 horas.

 

REVOCACIÓN DEL CONSENTIMIENTO PARA INSTALAR COOKIES

COMO ELIMINAR LAS COOKIES DEL NAVEGADOR

Chrome

1. Selecciona el icono de Herramientas

2. Haz clic en Configuración.

3. Haz clic en Mostrar Opciones Avanzadas.

4. En la sección "Privacidad" haz clic en Configuración de contenido. • Eliminar cookies: Haz clic en Todas las cookies y los datos de sitios… • No permitir que se almacenen cookies.

5. Haz clic en Eliminar datos de navegación (vaciar la Caché).

6. Cierra y reinicia el navegador.

Para más información sobre Chrome pulse aquí: http://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

 

Internet Explorer. Versión 11

1. Selecciona Herramientas | Opciones de Internet.

2. Haz clic en la ficha General.

3. En la sección "Historial de exploración", haz clic en Eliminar el historial de exploración al salir.

4. Seleccionar Eliminar archivos.

5. Seleccionar Eliminar cookies.

6. Haz clic en Eliminar.

7. Haz clic en Aceptar.

8. Cierra y reinicia el navegador.

Para más información sobre Internet Explorer pulse aquí: https://support.microsoft.com/es-es/kb/278835

 

Firefox. Versión 18

1. Selecciona Firefox | Historial | Limpiar el historial reciente.

2. Al lado de "Detalles", haz clic en la flecha hacia abajo.

3. Selecciona las siguientes casillas de verificación: Cookies, Caché, Inicios de sesión activos

4. Usando el "Intervalo de tiempo para borrar" en el menú desplegable, selecciona Todo.

5. Haz clic en Borrar ahora.

6. Cierra y reinicia el navegador. Puede aceptar o rechazar las cookies individualmente en las Preferencias de Firefox, en la sección Historial disponible en Herramientas > Opciones > Privacidad.

Para más información sobre Mozilla Firefox pulse aquí: https://www.mozilla.org/es-ES/privacy/websites/#cookies

 

Safari Versión 5.1

1. Selecciona el icono de Safari / Editar | Restaurar Safari.

2. Selecciona las siguientes casillas de verificación: Borrar el historial, Eliminar todos los datos de sitio web

3. Haz clic en Restablecer.

4. Cierra y reinicia el navegador.

Para más información sobre Safari pulse aquí: https://support.apple.com/kb/ph21411?locale=es_ES

 

Opera

1. Opciones - Avanzado - Cookies. Las opciones de cookies controlan el modo en que Opera los maneja y por lo tanto su aceptación o rechazo.

Para más información sobre Ópera pulse aquí: https://help.opera.com/en/latest/security-and-privacy/#clearBrowsingData Otros navegadores Consulte la documentación del navegador que tenga instalado.